jueves, 18 de diciembre de 2008

Lo verdaderamente importante!!!

Hemos recibido una serie de tradiciones que observamos muchas veces sin verdaderamente cuestionarnos por qué o sin entenderlas en profundidad... pero siempre habrá aquellos que se preguntan si hay verdad o cuál será la verdad en todo esto de la navidad. Es cierto que lo más importante no es saber con exactitud y precisión la fecha de nacimiento de Jesús.


¡Lo importante es que Él nació!


Y en unas de sus últimas palabras Él mismo nos revela el propósito de su maravilloso nacimiento que todos celebramos ahora en esta época; quizá éste debiera ser el tema central de esta celebración...
“Para esto Yo he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz”.(Jn 18:37)

Si ya en aquel tiempo, hizo falta que Él viniera a dar testimonio de la verdad, porque la situación socio-político-religiosa era bastante confusa (sobre todo a causa de gente que declaraba servir y conocer al verdadero Dios pero que con sus hechos lo negaban), cuánto más en nuestros días anhela Él dar testimonio de la verdad, pues la confusión ideológica y moral se ha multiplicado.

La verdad siempre va acompañada de un testimonio, es decir, una demostración visible y tangible que la corrobora. Si es la verdad, será demostrada con hechos, no dando lugar a la incertidumbre por falta de pruebas. Él cuando vino no sólo dio testimonio oral de la verdad, sino también dio testimonio práctico, demostrando con sus hechos, su amor, que tanto Él como su mensaje eran (y son) verdaderos. Y así es como Él va a seguir dando testimonio, esta vez a través de un pueblo cuya gente se ama como Él dijo a sus discípulos que se amaran y que tendrán la unidad que Él pidió a su Padre que sus discípulos tuvieran.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Dios te proveerá


Con semejantes tiempos difíciles que estamos viviendo alrededor del mundo en lo financiero, es muy fácil caer en la preocupación y la incertidumbre de no saber si tendremos trabajo el día de mañana.

Lo bueno es que tenemos la Palabra de Dios, que permanecerá para siempre. Hoy me gustaría compartirte lo que dijo el autor de Hebreos:

"No vivan preocupados por tener más dinero. Estén contentos con lo que tienen, porque Dios ha dicho en la Biblia: "Nunca te dejaré abandonado". Por eso, podemos repetir con toda confianza lo que dice la Biblia: "No tengo miedo. Nadie puede hacerme daño porque Dios me ayuda". (Hebreos 13.5-6).

"No te preocupes por nada. Más bien, ora y pídele a Dios todo lo que necesitas, y se agradecido. Así Dios te dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo". Filipenses 4:6,7

"Ya no te preocupes preguntando qué vas a comer, qué vas a beber o qué ropa te vas a poner. Sólo los que no conocen a Dios se preocupan por eso. Tú no te desesperes por esas cosas. Tu Padre que está en el cielo sabe que las necesitas.

Lo más importante es que reconozcas a Dios como único rey, y que hagas lo que él te pide. Todo lo demás, él te lo dará a su tiempo.

Así que no te preocupes por lo que pasará mañana. Ya tendrás tiempo para eso. Recuerda que ya tenemos bastante con los problemas de cada día". Mateo 6:25-34

Así que, "pon tus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ti". 1 Pedro 5:7.

"Dios te proveerá de todo lo que necesitas, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús. Filipenses 4.19 (NVI)