domingo, 14 de abril de 2013

Restaurando la disciplina

*Nuestra vida es una implementacion de la santidad. Convicción de pecado, reconocerlo y arrepentirnos de corazon.

*Dios establece límites a nuestro actuar.

La palabra de Dios dice:

1 Coríntios 5:2 NVI

¡Y de esto se sienten orgullosos! ¿No debieran, más bien, haber lamentado lo sucedido y expulsado de entre ustedes al que hizo tal cosa?

1 Coríntios 5:6 NVI

Hacen mal en jactarse. ¿No se dan cuenta de que un poco de levadura hace fermentar toda la masa?

1 Coríntios 5:8 NVI

Así que celebremos nuestra Pascua no con la vieja levadura, que es la malicia y la perversidad, sino con pan sin levadura, que es la sinceridad y la verdad.

*Cuando chocamos con nuestra malicia, orgullo, todo aquello que es pecado, nos pone frente a la puerta de nuestra salvación.

*"Te bendigo y le pido a Dios que siga tratando con nosotros en el nombre de Cristo Jesús".

No hay comentarios: