sábado, 8 de agosto de 2009

Puedo controlar mi carácter?


A continuación copio un resumen de un articulo que se publicó en www.encuentra.com sobre la importancia de controlar el carácter y mantener siempre la serenidad. Hoy vi un ejemplo de esto en la final del mundial, Zidane, por una falta de serenidad se hizo expulsar complicando tremendamente a su equipo, el resultado, quedaron segundos.

¡Hoy en día tenemos tantos problemas y asuntos que resolver! Parece imposible que en medio de tantas preocupaciones y contratiempos, podamos conservar la serenidad para resolver todo sin caer en la desesperación ni afectar a los demás con nuestra impaciencia.

El valor de la serenidad nos hace mantener un estado de ánimo apacible y sosegado aún en las circunstancias más adversas, esto es, sin exaltarse o deprimirse, encontrando soluciones a través de una reflexión detenida y cuidadosa, sin engrandecer o minimizar los problemas.

Cuando las dificultades nos aquejan fácilmente podemos caer en la desesperación, sentirnos tristes, irritables, desganados y muchas veces en un callejón sin salida. A simple vista el valor de la serenidad podría dejarse sólo para las personas que tienen pocos problemas, en realidad todos los tenemos, la diferencia radica en la manera de afrontarlos.

La serenidad no se da con el simple deseo, si así fuera, no tendríamos tiempo de sentirnos intranquilos o desesperados. Usualmente reaccionamos y actuamos por impulsos, privando a nuestra inteligencia de la oportunidad de conocer y dilucidar todas las aristas del problema. Revisemos cuatro ideas básicas para generar serenidad en nuestro interior:

- Evitar “encerrarse” en sí mismo: Encontramos mejores soluciones cuando buscamos el apoyo y el consejo de aquellas personas que gozan de nuestra confianza (los padres, un buen amigo, algún director espiritual, un profesor, etc.) , porque sabemos de antemano que su opinión estará siempre de acuerdo a la razón, la verdad y la justicia.

- Concentrarse en una labor o actividad: Parece contradictorio pensar en mantener la atención rodeados de tanta tensión y preocupación, pero es posible salir de ese estado encaminando nuestros esfuerzos a realizar nuestras labores con la mayor perfección posible. Lo que necesitamos es liberar nuestra mente, salir del círculo vicioso y estar en condiciones de analizar las cosas con calma. No existe mejor distracción que el propio trabajo y la actividad productiva.

- Gozar de la alegría ajena: Normalmente las personas que nos rodean se percatan de nuestro estado de ánimo. ¿Por qué volvernos chocantes y agresivos? Los hijos, el cónyuge, los compañeros de trabajo no tienen la culpa, tampoco son indolentes a nuestro sentir, simplemente intentan hacernos pasar un momento agradable, no debemos alejarnos, ni rechazar estas pequeñas luces que iluminan nuestro día. Escucha las anécdotas, sonríe, ayuda a tus hijos a hacer la tarea… ¡Aprovéchalos!

- Cuidarnos físicamente: Parece elemental y obvia esta observación, pero hay personas que se sienten afectadas de tal modo que dejan de comer y dormir por sus preocupaciones. Todos sabemos que las personas se vuelven más irritables ante la falta de alimento y descanso, por lo tanto, este descuido merma nuestra capacidad de análisis y decisión.

La serenidad hace a la persona más dueña de sus emociones, adquiriendo fortaleza no sólo para dominarse, sino para soportar y afrontar la adversidad sin afectar el trato y las relaciones con sus semejantes.

miércoles, 22 de abril de 2009

Ir voluntariamente al infierno


Un grupo de personas se encontraba reunido en un castillo escocés alrededor de la chimenea en la cual se había hecho un gran fuego. Durante la conversación se hizo alusión al cristianismo. Un hombre elegante y de edad dijo a la dueña de casa: –Por lo que acaba de decir, entiendo que usted es cristiana. ¿Cree seriamente en lo que dice la Biblia? –Sí, fue la respuesta. –¿También cree que los muertos resucitarán?, siguió preguntando el hombre. –Sí, volvió a decir la señora. –¿Y que los que no se hallen inscritos en el libro de la vida irán al infierno? –Sí, lo creo, agregó la señora.
Entonces este hombre cruzó el salón hasta la esquina donde se hallaba la jaula de un periquito. Lo sacó de ella, se dirigió a la chimenea y se dispuso a tirarlo al fuego. Asustada, la señora le tocó el brazo, diciendo: –¿Qué está haciendo? ¡Pobre pájaro! El hombre se rió y dijo: –Oiga, usted siente pena por este pobre pájaro, pero su Dios echa millones de personas al infierno. ¿Es éste un Dios de amor?
La señora le dijo: –¡Usted está equivocado! Dios no echa a nadie al infierno. Nosotros los seres humanos vamos voluntariamente a él. Dios sí quiere que todos seamos salvos.
Aún hoy el Señor Jesús ofrece gratuitamente el medio de escapar del infierno, ese lugar de desdicha. En Apocalipsis 22:17 leemos: “El que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”. “El que cree en el Hijo tiene vida eterna” (Juan 3:36).

© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)

viernes, 10 de abril de 2009

Dios y su venida en Cristo Jesús por medio del Espíritu Santo



1.
Si Dios se hizo hombre, entonces deberíamos esperar que hiciera una entrada desaconstumbrada en esta vida.


2.
Si Dios se hizo hombre, entonces deberíamos esperar que fuera sin pecado.


3.
Si Dios se hizo hombre, entonces esperariamos que manifestara lo sobrenatural en forma de milagros.


4.
Si Dios se hizo hombre, entonces deberiamos esperar que tuviera un agudo sentido de diferencia de los demás hombres.


5.
Si Dios se hizo hombre, entonces ciertamente sus palabras serían las mas grandes que se han dicho.


6.
Si Dios se hizo hombre, entonces esperaríamos que tuviera una influencia duradera y universal.


7.
Si Dios se hizo hombre, entonces esperaríamos que satisficiera el hambre espiritual en el hombre.


8.
Si Dios se hizo hombre, entonces esperaríamos que ejerciera poder sobre la muerte.

...............................................................................
Dado esto, te invito a que creas en mi Señor Jesucristo...


La venida de Jesucristo es confirmada por las 332 distintas predicciones que fueron literalmente cumplidas en Cristo. (Antiguo Testamento)
El nuevo testamento se refiere al Cristo, Vivo, muerto y Resucitado.
Jesucristo es el camino, la verdad y la vida, Amén!


Un consejo: Lee la Biblia, para que tu y tu casa sean liberados del maligno!

sábado, 4 de abril de 2009

No culpes a la lechuga...


Una noche, varios estudiantes esparcieron queso Limburgo sobre el labio superior de un compañero de cuarto mientras éste dormía.

Al despertarse, el joven sintió el mal olor y exclamó: "¡Esta habitación huele mal!"

Se asomó al pasillo y dijo: "¡El pasillo huele mal!"

Saliendo del dormitorio dijo: "¡El mundo entero huele mal!"

¿Cuánto tiempo crees que tardó en darse cuenta de que el problema estaba debajo de su nariz?

Es fácil, y hasta nos resulta natural, encontrar defectos en el mundo que nos rodea, y seguir ciegos a la manera en que contribuimos al problema. ¿Seremos nosotros el problema?

Cuando plantamos lechuga y no crece bien, no le echamos la culpa a la lechuga, sino que buscamos las razones por las cuales no está creciendo bien. Tal vez necesite fertilizante, o más agua, o menos sol.

En el huerto de nuestras relaciones interpersonales, nuestro trabajo como jardineros es buscar el clima más propicio y nutrir el suelo. Debemos quitar la maleza del negativismo y la autojustificación para proteger las tiernas plantas del calor de los celos y de los fuertes vientos de la ira. Cuando aplicamos el amor de Dios y su cuidado en el trato con las personas, ciertamente nuestras relaciones crecerán y florecerán.
1 Corintios 3:8
Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.

sábado, 28 de marzo de 2009

Terrible Catástrofe


El 16 de abril de 1947 en Texas City, Texas, EE. UU. de N. A., ocurrió una violenta explosión, la cual fue considerada como la más grande que se ha producido, aparte de las explosiones atómicas que se han efectuado.

Tres barcos que contenían explosivos volaron por los aires, y la población de Texas City fue inundada con flameantes desechos que destruyeron casi instantáneamente una fábrica de productos químicos valuada en diecinueve millones de dólares y produjo cientos de incendios. Hubo 551 muertos, 3.000 heridos graves, y una pérdida de cincuenta millones de dólares por los daños producidos en los edificios.

Todos estos perjuicios fueron causados por la desobediencia de un marinero o de un estibador que, violando la prohibición expresa de fumar, fumó, y arrojó la colilla del cigarro sobre alguna cosa inflamable; entonces se produjo un pequeño incendio que se comunicó a los depósitos de municiones, y después vino lo peor ... la catástrofe. Todo, por la desobediencia de un solo hombre.--A. L.

Para muchos obedecer o no es un asunto de vital importancia pero para la vida cristiana si y para el propósito de Dios también. Una vida obediente camina rumbo a la pista de la victoria plena, pero una vida en desobediencia se desploma por el abismo de la desesperación. Una pequeña desobediencia en nuestra vida puede ser el inicio de una catástrofe en nuestra propia vida y en la de quienes nos rodean. Que hoy podamos vivir en obediencia total, primero a Dios y luego a quienes son nuestros líderes.

Deuterenomio 7:12
Por haber oído estos decretos, haberlos guardado y puesto por obra, El Señor, tu Dios, guardará contigo el pacto y la misericordia que juró a tus padres.

Deuterenomio 28:1
Y sucederá que si obedeces diligentemente al Señor tu Dios, cuidando de cumplir todos sus mandamientos que yo te mando hoy, el SEÑOR tu Dios te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra.

I Samuel 15:22
Y Samuel dijo:¿Se complace el Señor tanto en holocaustos y sacrificios como en la obediencia a la voz del Señor? He aquí, el obedecer es mejor que un sacrificio,y el prestar atención, que la grosura de los carneros.

miércoles, 18 de marzo de 2009

Una simiente viva





La semilla es la palabra de Dios.
Lucas 8:11


Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.
1 Pedro 1:23


La palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos.
Hebreos 4:12

Recuerdo que un día mi profesor de biología, un creyente, tomó unas semillas, nos las mostró y dijo: –La composición de esta semilla es nitrógeno, hidrógeno y carbono. Se podría fabricar una semilla parecida a ésta, pero ello no tendría ningún interés, porque si sembrara una semilla fabricada así, sencillamente sería absorbida por la tierra. En cambio, si siembro las semillas que Dios creó, producirán plantas, porque contienen el misterioso elemento que llamamos «el principio de la vida».
Luego, tomando su Biblia, prosiguió: –Esta Biblia se parece a otros libros, de los que algunos son tan antiguos como la Biblia. Pero sólo la Biblia es la Palabra de Dios, viva y permanente, una simiente incorruptible que nos puede hacer nacer a una vida nueva. Es imposible comprender su maravilloso poder; pero esta simiente divina sembrada en una buena tierra, es decir, en un corazón dispuesto a escuchar a Dios, demostrará que lleva en sí misma el principio de vida. Nos hace pasar de la muerte a la vida eterna, de la antigua a la nueva creación, de las tinieblas a la luz.
“Dios… os llamó de las tinieblas a su luz admirable” (1 Pedro 2:9).

Extraido del devocionario "La buena semilla" día 18 de marzo 2009

lunes, 9 de marzo de 2009

Una salvación tan grande!!!


¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?
Hebreos 2:3

¿Qué haréis en el día del castigo?
Isaías 10:3

-----------------------

Verdaderamente hay un conflicto entre el Dios santo, justo, y el hombre pecador. El primero no puede recibir al segundo. El profeta Isaías dijo: “Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios” (59:2).

A Dios le produce horror el pecado, pero ama al pecador. Ama a todos los seres humanos, y éstos le devuelven mal por bien. Cuando Jesús vino a esta tierra tuvo que constatar: “Han aborrecido a mí y a mi Padre” (Juan 15:24). Entonces alguien puede pensar: –Si Dios es amor, basta que perdone nuestros pecados y la separación ya no existirá. Pero si bien es cierto que Dios es amor, también es santo y justo. Por ser santo no puede soportar el pecado en su presencia, y por ser justo debe condenarlo. Nadie puede aislar un atributo de Dios y desechar los demás.

Pero he aquí algo maravilloso: Dios supo mantener todos sus atributos y salvar al pecador. “No hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí” (Isaías 45:21). ¿Cómo pudo producirse semejante milagro? El Dios de amor entregó a su Hijo por nosotros. Jesucristo, que no tenía pecado, tomó nuestro lugar y se ofreció a sí mismo en sacrificio para salvarnos. El Dios justo lo hirió porque cargaba con nuestros pecados. El Dios santo sólo halló perfección en él. La obra fue perfecta y Dios, satisfecho en todos sus atributos, resucitó a su Amado.
Jesús es nuestro Salvador, mas es necesario creer en él para recibir “una salvación tan grande”.

No te afanes por los problemas de este mundo, mas bien cuida tu mente y corazón para tú y tu casa sean salvos en el día del juicio.

Dios te bendiga!!!!

martes, 24 de febrero de 2009

Acceso...



Un joven soldado de la Unión perdió al hermano mayor y al padre en la batalla de Gettysburg. El soldado decidió ir a Washington, con la intención de entrevistarse con el presidente Lincoln y pedirle que lo exceptuara del servicio militar, para poder volver a su casa y ayudar a su madre y a su hermana en las labores agrícolas.

El guardia que estaba de turno en la Casa de Gobierno le comunicó que no podía ver al Presidente, ya que estaba muy ocupado. Le ordenó que se fuera y volviera al campo de batalla.

Desilusionado, el soldado se sentó en un banco de la plaza cercana de la Casa Blanca. Allí estaba, sin saber qué hacer, cuando se acercó un niño adonde estaba y viéndolo triste, le preguntó qué le ocurría. El soldado le contó su historia.

-Yo puedo ayudarlo -sentenció el muchachito, conmovido.

Tomando la mano del soldado, lo llevó de vuelta al portón de la Casa Blanca. Aparentemente el guardia no los vio, pues no fueron detenidos. Caminaron directamente hasta la puerta del frente de la Casa Blanca y entraron. Allí dentro, pasaron delante de generales y oficiales, pero ninguno dijo una palabra. El soldado no entendía lo que sucedía.

Finalmente, llegaron al Salón Oval, donde el Presidente estaba trabajando. El muchachito simplemente entró, conduciendo al soldado. Detrás del escritorio, estaban Abraham Lincoln y el Secretario de Estado examinando planes de batalla.

El Presidente miró al niño y luego al soldado, y dijo:

-Buenas tardes, Todd. ¿Puedes presentarme a tu amigo?

Y Todd respondió:

-Papá, este soldado necesita hablar contigo.

El soldado le hizo el pedido al presidente Lincoln, y allí mismo obtuvo la licencia que necesitaba.

Acuérdate de que nosotros también tenemos acceso al Padre celestial por medio de su Hijo, Jesucristo. Él es nuestro intercesor, y podemos ir a su presencia en cualquier momento y hora.

Efesios 2:13,18
Pero ahora en Cristo Jesús, a ustedes que antes estaban lejos, Dios los ha acercado mediante la sangre de Cristo... Pues por medio de él tenemos acceso al padre por un mismo Espíritu.

Fuente: Historias Inolvidables, Editorial APIA

lunes, 23 de febrero de 2009

Extra, extra!!!



Si alguna vez pensaste o te dijeron que no puedes, tengo buenas noticias para ti:

TODO lo puedes en Cristo que te fortalece :)

Tú tienes algo que no todos tienen, y es la compañía de Jesús, su guía y su consuelo. Él te dice en este día:

Cuando cruces las aguas,
yo estaré contigo;
cuando cruces los ríos,
no te cubrirán sus aguas;
cuando camines por el fuego,
no te quemarás ni te abrasarán las llamas.

Así que no temas, porque yo estoy contigo;
no te angusties, porque yo soy tu Dios.
Te fortaleceré y te ayudaré;
te sostendré con mi diestra victoriosa.

Isaías 43:2 y 41:10 (NVI)

Dios siempre estará contigo, porque Él es tu amigo fiel, no importa lo que te hayan dicho. Él ESTÁ y ESTARÁ contigo todos los días hasta el fin del mundo.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Dos baldes...


En una aldea lejana y montaña adentro vivía una familia de campesinos cuya labor de la tierra era muy pesada ya que el agua para regar sus sembradíos se encontraba un poco lejos de su rancho. Cada día el granjero debía caminar cerca de media hora a un pozo cercano donde el extraía el agua. Dos baldes eran su compañía inmediata para traer agua a sus sembradíos. Uno de los baldes era optimista, el otro era negativo y pesimista. Un día los dos baldes platicaban acerca de su existencia y uno de ellos dijo: "No hay vida tan desilusionante como la mía, dijo el balde vacío mientras se aproximaba al pozo: " Siempre me alejo lleno, pero regreso a este pozo vació".

El otro balde le respondió: " Nunca ha habido una vida tan feliz como la mía" dijo el balde lleno cuando se alejaba del pozo; " Siempre vengo al pozo vacío, pero me voy de él lleno".

El poeta ingles William Shakespeare dijo: "En este mundo traidor nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira". No estamos de acuerdo con la primera parte porque sí sabemos que hay verdad y hay mentira, pero estamos de acuerdo con la segunda parte en que todo es según el color del cristal con que se mira.

No es lo que nos rodea, sino lo que llevamos por dentro lo que determina como enfrentamos la vida. Por eso es que tener al Señor Jesús en nosotros y vivir en los principios de la Palabra de Dios, va a cambiar totalmente nuestra perspectiva. Mira todo lo que EL llena dentro de ti, aunque te vacíes para dar de beber a otro, siempre podrás regresar al pozo para volverte a llenar.

Manantial de vida es la boca del justo, pero la boca de los malvados oculta violencia. Proverbios 10:11

No tuvieron sed cuando los llevó por los desiertos; les hizo brotar agua de la piedra; abrió la peña y corrieron las aguas. Isaías 48:21

Respondió Jesús y le dijo: -Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: "Dame de beber", tú le pedirías, y él te daría agua viva. Juan 4:10

lunes, 9 de febrero de 2009

Estas Cansado de Tantos Fracasos?


Estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús. (Filipenses 1:6)

La Perfeccionará – Dios no opera por el método “¿Qué has hecho por mí?” ¿No te alegra? ¿Quién de nosotros podría llegar a la medida que Él ha marcado? La santidad está justo más allá de nuestro alcance, no importa cuán alto sea capaz de alcanzar.

Si alguna vez te has sentido como si no existe forma de llegar allí, si alguna vez sentiste que tu catalogo de fracasos aun después de tu conversión simplemente era demasiado, entonces este versículo es para ti. Por si no lo habías comprendido, eso significa que nos aplica a todos nosotros.

Pablo nos dice, noticias maravillosas, Dios no ha terminado aún con nosotros. Dios nunca nos deja. Él garantiza el resultado final, no somos nosotros. Lo que Dios comienza, lo termina.

Anteriormente vimos a Dios como el Padre de la perspectiva final. En otras palabras, en lo referente a los justos ante Él, Dios te trata como si ya estuvieras completo. Él no te ve como tú te ves. Él te ve en el mismo estatus que Yeshua,(Jesús) justo.

Esa es la mitad de nuestra realidad. Completos en Cristo. Terminados. Sin nada que agregar.
Pero existe otra mitad. Y la otra mitad no es sobre justificación. Es esa mitad sobre la conformación y la utilidad del carácter. Es la mitad del trabajo en proceso.

Empero, y es un empero muy grande, aun no depende de ti. Dios ha comenzado algo en tu vida y Él lo terminará. Él se asegurará que lo que debe cumplirse para la conformación máxima de carácter y utilidad en ti se cumpla.

Él gestionará tu proyecto de vida de tal manera que te confrontarás con esas cosas que Dios desea que completes. La mayoría del tiempo, no serán tareas. Dios no necesita que seas su buen trabajador. Él desea que te conviertas en su hijo devoto.

La meta es semejanza de Cristo. Todo lo que hace en tu vida lo hace en pos de esa meta. Lo que haya para hacer en el camino será lindo, pero es el producto secundario de la meta final.
¿Recuerdas cuál es la imagen hebrea del pecado? No dar en el centro del blanco. La ingeniería de Dios está diseñada para moverte al centro del blanco para que todas las bendiciones y beneficios que Él lanza hacia ti te den en el lugar exacto. El Señor te mueve hacia la línea de fuego. Ese es el propósito.

El verbo griego aquí es epiteleo. La raíz es teleo – terminar, completar, perfeccionar. Pablo agrega el intensificador epi. Este es el final maestro. ¡El cierre con punto exclamatorio! ¡¡¡DIOS lo hará!!!

Sabes, hoy necesitaba leer para mí lo que escribo. Necesitaba saber que Dios trabaja para completarme, porque en días como hoy, simplemente no sé cómo puedo hacerlo yo. Ese, evidentemente, es el punto. Pero El puede. Gracias sean al Señor pues él es Dios.
Autor. Dr. Skip Moen

sábado, 7 de febrero de 2009

Por esto lo digo...

Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros.
Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados;
perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos.
Dondequiera que vamos, siempre llevamos en nuestro cuerpo la muerte de Jesús, para que también su vida se manifieste en nuestro cuerpo.
Pues a nosotros, los que vivimos, siempre se nos entrega a la muerte por causa de Jesús, para que también su vida se manifieste en nuestro cuerpo* mortal.
Así que la muerte actúa en nosotros, y en ustedes la vida.
Escrito está: "Creí, y por eso hablé."* Con ese mismo espíritu de fe también nosotros creemos, y por eso hablamos.

2 Corintios 4:7-13

-------------------------------#########-------------------------------------

Somos tan fragiles como vasijas de barro, sin embargo representamos al Alfa y Omega, único Dios y para El es la gloria por siempre.

Así que no podemos arrojarnos desde un 10º piso y continuar como si nada.
Siempre toda acción donde forzamos los límites nos trae consecuencias, la ley de la siembra y la cosecha.

Todo lo que hagas o dejes de hacer, toma un periodo de tiempo en crecer y en dar frutos, así como en la naturaleza tenemos diversas especies donde hay semillas que crecen y dan frutos en corto lapso, o demorado u otros les toma muchos años para crecer. Pero el resultado siempre llega.
La maleza crece por mas que se la corta, el proceso de crecimiento es debido a que sus semillas fueron plantadas de alguna manera, lo cierto es que fueron plantadas.
Que tengamos malezas en el campo de cultivo depende extrictamente del cuidado con el cual tratemos a ese campo.

Lo mas importante es preparar la tierra, sembrar sabiamente, cuidar las especies buenas y limpiar las malezas. Dios enviará la lluvia.

Es un circulo en la vida! Circulo implica que siempre se inicia.

Dios nos guarda y guia todo el tiempo, así que nosotros optamos estar bajo la sombra o alejarnos de Dios.

El esfuerzo nos abate, en circunstancias nos deja perplejos... entonces Dios nos dá fortaleza al no dejarnos desesperados, y nosotros permanecemos.

La lucha diaria provoca en ocaciones que nos persigan por nuestras constumbres, creencias, y mayormente por nuestro exito... entonces Dios otorga respaldo cuando nunca nos deja abandonados, y nosotros permanecemos.

Las acciones de vivir de victoria en victoria provoca que intenten derribarnos... Así Dios nos hace invencibles cuando no permite que nos destruyan y nosotros permanecemos.

Con esta manera de vida, donde quiera que vamos llevamos estas practicas en nuestro cuerpo (vida), la muerte de Jesús, como aquello que nos fortalece y dá esperanza, de tal manera la vida que entregó Jesuscristo se manifiesta en nuestra forma de vida.

Así pues, los que vivimos por la muerte de Jesús, permitimos que se manifieste la vida de Jesús en nuestro cuerpo mortal. Entonces la muerte actúa en nosotros y dá vida a todo aquel que busca de El.

Escrito está: "Creí, y por eso hablé."

Dios los Bendiga por siempre!!!

Ismael L. C.

martes, 3 de febrero de 2009

LA ORACIÓN QUE CAUSÓ CONTROVERSIA

Oración de apertura en el senado de Kansas

Tal vez quieras leer esta oración que fue hecha en Kansas en la sesión de
inauguración de la 'Kansas House of Representatives'

Parece que esta oración molestó a algunas personas...

Cuando se le pidió al pastor Joe Wright que hiciera oración de apertura en el senado de Kansas , todo el mundo esperaba una oración ordinaria, pero esto no es lo que ellos escucharon:

-Señor, venimos delante de Ti este día, para pedirte perdón y para pedir Tu dirección.

-Sabemos que Tu Palabra dice: 'Maldición a aquellos que llaman bien lo que está mal' y es exactamente lo que hemos hecho..

-Hemos perdido el equilibrio espiritual y hemos cambiado nuestros valores.

-Hemos explotado al pobre y hemos llamado a eso 'suerte'.

-Hemos recompensado la pereza y la hemos llamado 'ayuda social'.

-Hemos matado a nuestros hijos que aún no han nacido y lo hemos llamado 'la libre elección'

-Hemos sido negligentes al disciplinar a nuestros hijos y lo hemos llamado 'desarrollar su autoestima'

-Hemos abusado del poder y hemos llamado a eso: 'política'

-Hemos codiciado los bienes de nuestro vecino y a eso lo hemos llamado 'tener ambición'

-Hemos contaminado las ondas de radio y televisión con mucha grosería y pornografía y lo hemos llamado 'libertad de expresión'

-Hemos ridiculizado los valores establecidos desde hace mucho tiempo por nuestros ancestros y a esto lo hemos llamado 'obsoleto y pasado'

-Oh Dios, mira en lo profundo de nuestros corazones; purifícanos y líbranos de nuestros pecados.

Amén.

La reacción fue inmediata. Un parlamentario abandonó la sala durante la oración. Tres más criticaron la oración del pastor calificando la oración como 'un mensaje de intolerancia'

Durante las seis semanas siguientes, la iglesia 'Central Christian Church' donde trabaja el pastor Wright recibió más de 5000 llamadas telefónicas de las cuales sólo 47 fueron desfavorables.

Esta iglesia recibe ahora peticiones del mundo entero, la India, África, Asia para que el pastor Wright ore por ellos.

EL comentarista Paul Harvey difundió esta oración en su emisión de radio 'The Rest of the Story' (el resto de la historia) y ha recibido una acogida mucho mas favorable por esta emisión, que por cualquier otra.

Con la ayuda de Dios, quisiéramos que esta oración se derrame sobre nuestra nación, por tanta semejanza con lo que está ocurriendo en Paraguay y en el resto de América Latina y que nazca en nuestros corazones el deseo de llegar a ser una 'nación bajo la mirada de Dios'

Si puedes hacerlo, envía esta oración a tus amigos; en un lapso de 30 días el mundo entero lo habrá leído.

Si no tenemos el valor de mantenernos firmes en nuestras convicciones, entonces caeremos delante de cualquier otro argumento, o enemigo.

domingo, 1 de febrero de 2009

Te has medido la lengua?



No hay dudas de que todos hemos oído alguna vez la frase:
Hablas tan fuerte que no puedo escucharte.

Un viejo poema confirma que el buen consejo de medir tu lengua ha sido dado prácticamente por toda cultura, raza o tribu.

La invertebrada lengua, tan pequeña y débil, puede destruir y matar, declaran los griegos.

La lengua destruye las más grandes hordas, afirman los turcos, como una espada.

El proverbio persa dice con sabiduría: ¡Lengua larga, muerte temprana!.

O a veces usan esta versión: No dejes que tu lengua corte tu cabeza.

La lengua puede pronunciar una palabra cuya velocidad excede el límite, dicen chinos.

Los árabes dicen: El almacén de la lengua es el corazón.

De los hebreos viene la máxima expresión: Los pies pueden patinarse, pero la lengua nunca debe hacerse.

El sagrado escritor corona a todos: El que guarda su lengua guarda su alma.

La solución a la carrera armamentista... a las elevadas tazas de criminalidad, abuso y divorcio... puede muy bien yacer... en la lengua.

Las palabras de un padre son como un termostato que establece la temperatura en un hogar.

Proverbios 18:21
La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.

La Cabra y El Asno


Una cabra y un asno comían al mismo tiempo en el establo.

La cabra empezó a envidiar al asno porque creía que él estaba mejor alimentado, y le dijo: "Entre la noria y la carga, tu vida sí que es un tormento inacabable. Finge un ataque y déjate caer en un foso para que te den unas vacaciones".

Tomó el asno el consejo, y dejándose caer se lastimó todo el cuerpo. Viéndolo el amo, llamó al veterinario y le pidió un remedio para el pobre. Prescribió el curandero que necesitaba una infusión con el pulmón de una cabra, pues era muy efectivo para devolver el vigor. Para ello entonces degollaron a la cabra y así curar al asno.

En todo plan de maldad, la víctima principal siempre es su propio creador.

Queridos Amigos:

La fábula de hoy me recuerda aquella antigua cómica (tantas veces citada en mil sermones de antaño) en la que un adversario serrucha el piso en forma circular alrededor de un distraído amigo sólo para ver cómo, al completar el serruchado, lo único que queda en pie es el pequeño círculo ¡y todo lo demás colapsa! Dios nos creó para ser bendición a los demás durante nuestro recorrido de este lado del cielo, y cuando optamos por tomar ventaja egoísta de los demás, somos nosotros mismos, al contravenir los propósitos de nuestro Creador y Salvador, quienes nos vemos afectados por nuestras acciones. Si bien la generosidad que mostramos a los demás nos regresa multiplicada de parte de Dios, también toda maldad que hagamos nos será devuelta. Escojamos hoy lo mejor: bendecir en abundancia a quienes Dios ha colocado a nuestro alrededor. Adelante y que el Señor les bendiga.

Marcos 8:36-37
36 porque ¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?
37 ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

martes, 20 de enero de 2009

Un millón de sapos


Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad. Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder. La mayoría de nuestras preocupaciones se deben a la falta de confianza en Dios.

Un hacendado fue a la ciudad y le preguntó al dueño de un restaurante si podía utilizar un millón de piernas de sapos. El dueño del restaurante quedó asustado y quiso saber dónde pretendía el hacendado conseguir tantas piernas de sapos. El hacendado le respondió: Cerca de mi casa hay un pequeño lago que está invadido e infestado de esos bichos. Son millares y hacen un barullo infernal, croando toda la noche. ¡Me estoy volviendo loco!

Quedó decidido, entonces, que el hombre le traería quinientos sapos por semana, durante algún tiempo. En la primera semana, el hacendado volvió al restaurante un poco avergonzado, pues traía en sus manos dos sapos. El comerciante le preguntó: ¿Dónde está mi pedido?

El hombre respondió: Yo estaba totalmente engañado. ¡Había solo estos dos pequeños sapos en el lago! Ellos solos son los que hacían todo el barullo.

La próxima vez que alguien te critique o se ría de ti, acuérdate de que no son miles de sapos los que hacen todo el barullo, sino apenas dos sapitos. Mientras dos critican y ríen, cientos te apoyan y animan.

Acuérdate de que las angustias y los problemas parecen mayores en la oscuridad. Hay una posibilidad muy grande de que, cuando llegue mañana y lo pienses mejor, el problema habrá disminuido su importancia o habrá desaparecido, quedando en su lugar un asunto de fácil solución.

Lo mejor es dejar las preocupaciones en las manos de Dios. Ten hoy un día feliz, sabiendo que Dios está en el control de tu vida.

Pero yo le cantaré a tu poder, y por la mañana alabaré tu amor: porque tú eres mi protector.
Salmo 59:16

El secreto de la zarza


El secreto de la zarza
Luis Palau

Escuché decir que sean estos los mejores o los peores tiempos, es el único tiempo con que contamos.

Es un buen recordatorio para los cristianos. Este es nuestro momento en la historia. Debemos servir al Señor cada día durante el tiempo que tenemos. ¿Pero cómo podemos servir a Dios? ¿Cómo podemos ser victoriosos para Cristo? ¿Qué es lo que caracteriza a un obrero cristiano genuino y triunfante?

Muchos cristianos creen que si trabajan arduamente y oran lo suficiente, entonces serán victoriosos. Permítame decirle que ésa es la esencia del legalismo. Por más sincero que sea un legalista, si su fe está puesta en sí mismo y no en el Cristo viviente, indefectiblemente va camino al fracaso.

Tal fue el caso de Moisés cuando mató al egipcio que había golpeado a un esclavo hebreo. Fue sincero en sus intenciones, pero estaba confiando en sus propias fuerzas, las armas de la carne.

Y esa también era mi situación cuando en 1961 fui a cursar estudios teológicos. Tenía grandes sueños que quería ver realizados, pero mi impaciencia me llevó a confiar en mi propio poder, no en el poder del Señor.

Unos días antes de la Navidad, el orador en la reunión semanal del seminario fue el mayor Ian Thomas. Su tema fue:

"Cualquier simple zarza sirve, siempre y cuando Dios esté en la zarza."

El señor Thomas señaló que Moisés tuvo que pasar 40 años en el desierto para darse cuenta de que era nada. Dios estaba tratando de comunicarle un mensaje: "No necesito una zarza bonita, educada ni elocuente. Cualquier simple zarza sirve, siempre que Yo esté en la zarza. No serás tú haciendo algo para mí sino Yo haciendo algo a través de ti."

Thomas agregó que aquella zarza del desierto era un montón de ramitas secas que apenas habían crecido, y sin embargo, Moisés tuvo que quitarse el calzado de los pies. ¿Por qué? Porque estaba pisando tierra santa ya que Dios estaba en la zarza.

Yo era como esa zarza. No podía hacer nada para Dios. Todo lo que pudiera leer y estudiar, todas las preguntas que pudiera formular y el esfuerzo que hiciese para imitar a otros, todo era en vano. Todo en mi ministerio carecía de valor si Dios no estaba en mí. No es de extrañar que me sintiera frustrado. Sólo Dios podía darle eficacia a mi ministerio.

Cuando el mayor Thomas concluyó su sermón citando Gálatas 2:20, el mensaje adquirió sentido. "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí: y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí."

En ese instante comprendí que el secreto para ser un obrero cristiano victorioso no radicaba en la dependencia de mí mismo sino en la completa dependencia del todopoderoso Señor Jesús resucitado quien estaba en mi corazón. Al final Dios estaba en control de mi zarza. (Como consecuencia de nuestra unión con Jesucristo, nuestro recurso interno es Dios mismo (Colosenses 2:9-15). Cuando entendemos esta verdad, Dios nos da una nueva perspectiva de nosotros mismos y comprendemos que tenemos valor.)

Sentí una inmensa paz al saber que podía dejar de luchar para vivir la vida cristiana por las mías. Pero qué pena haber perdido ocho años de mi vida tratando de hacer todo en mis propias fuerzas.

Tal vez ésta sea su situación hoy. Recuerde que así como no podemos conseguir la salvación a través del esfuerzo propio, tampoco podemos obtener victoria de esa manera.

Aunque nuestros días en la tierra sean cortos, pueden llegar a ser días grandiosos. Tendrán valor para la eternidad si tan sólo renunciamos a nosotros mismos y le decimos a Dios sinceramente: "No ya yo, sino Cristo en mí."

martes, 6 de enero de 2009

Para tu salud espiritual...

¿Afligido? tome vitamina A de Amor.
Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
le pondré en alto, por cuanto, por cuanto ha conocido mí nombre.
Me invocará y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia.
(Salmos 91:14 y 15)

¿Burlado? tome vitamina B de Bendición.
La bendición de Jehová es la que enriquece,
y no añade tristeza con ella
(Proverbios 10:22)

¿Caído? tome vitamina C de Cántico.
Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí,
y oyó mi clamor. Me hizo sacar del pozo de la desesperación,
del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña,
y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca, un cántico nuevo,
alabanzas a nuestro Dios.
(Salmos 40:1-3)

¿Deprimido? tome vitamina D de Descanso.
Bienaventurado el hombre a quien tú, Dios corriges
y en tu ley lo instruyes.
Para hacerle descansar en los días de aflicción.
(Salmos 94:12 y 13)

¿Engañado? tome vitamina E de Escudo.
Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió
desde su monte santo.
(Salmos 3:3 y 4)

¿Fatigado? tome vitamina F de Fortaleza.
Jehová es mí luz y mí salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mí vida;
¿de quién he de atemorizarme?
(Salmos 27:1)

¿Golpeado? tome vitamina G de Gozo.
Me mostrarás la senda de la vida;
en tu presencia hay plenitud de gozo.
Delicias a tu diestra para siempre.
(Salmos 16:11)

¿Hambriento? tome vitamina H de Heredad.
Mejor es lo poco del justo, que las riquezas de
muchos pecadores. Porque los brazos de los impíos
serán quebrados; Más el que sostiene a los justos es Jehová.
No serán avergonzados en el mal tiempo;
y en los días de hambre serán saciados.
Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo
desamparado, ni su descendencia que mendigue pan.
(Salmos 37:16 al 19 y 25)

¿Inseguro? tome vitamina I de Intimo.
¿Quién es el hombre que teme a Jehová?
El le enseñará el camino que ha de escoger.
Gozará él de bienestar, y su descendencia
heredará la tierra. La comunión íntima de
Jehová es con los que le temen.
(Salmos 25: 12 al 14)

¿Juzgado? tome vitamina J de Justicia.
Deléitate asimismo en Dios,
y él te concederá las peticiones de tu corazón.
Encomienda a Dios tu camino,
confía en él y él hará. Exibirá tu justicia como la luz,
y tu derecho como el mediodia.
(Salmos 37:3 al 6)

¿Lastimado? Tome vitamina L de Libertad.
Los ojos de Dios están sobre los justos,
Y atentos sus oídos al clamor de ellos.
Muchas son las aflicciones del justo.
Pero de todas ellas le librará Jehová.
(Salmos 34:15 y 19)

¿Manchado? tome vitamina M de Manantial.
¡Cuán preciosa , oh Dios es tu misericordia!
Por eso los hijos de los hombres se amparan
bajo la sombra de tus alas.
Porque contigo está el manantial de vida.
(Salmos 36:7 y 9)

¿Necesitado? tome vitamina N de Nombre.
Nuestra alma espera en Dios;
Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.
Por tanto en él se alegrará nuestro corazón,
porque en su santo nombre hemos confiado.
(Salmos 33:20 y 21)

¿Olvidado? tome vitamina O de Oir
Los ojos de Dios están sobre los justos
y atentos sus oídos al clamor de ellos.
(Salmos 34:15)

¿Preocupado? tome vitamina P de Paz
Tu diste alegría a mi corazón;
En paz me acostaré, y asi mismo dormiré,
porque solo tú, Jehová, me haces estar confiado.
(Salmos 4:7 y 8)

¿Rechazado? tome vitamina R de Refugio
Señor, tú nos has sido refugio de generación
en generación. Antes que naciesen los montes, y formases
la tierra y el mundo. Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.
(Salmos 90)

¿Solitario? tome vitamina S de Sustento.
Echa tu carga en Jehová, y él te sustentará.
¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?
Y fuera de ti nada deseo en la tierra.
(Salmos 55:22 y 73:25)

¿Temeroso? tome vitamina T de Torre
Porque tú has sido mi refugio, torre fuerte;
estaré seguro bajo la cubierta de tus alas.
(Salmos 61:3 y 4)

¿Usado? tome vitamina U de Ungído
Jehová es la fortaleza de su pueblo,
y el refugio salvador de su ungído.
Tu eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria y el que levanta mi cabeza.
(Salmos 28:8 y 3:3)

¿Vacío? tome vitamina V de Vida
Bendice alma mia a Jehová, y no olvides ninguno
de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades,
el que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida,
el que te corona de favores y misericordias;
El que sacia de bien tu boca, de modo que te
rejuvenezcas como el águila.
(Salmos 103:1 al 5)

viernes, 2 de enero de 2009

Arrancando el 2009...


Señor, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro.

Al terminar este año, quiero darte las gracias por todo aquello que recibí de Ti.

Gracias por la vida, por tu sustento y tus cuidados. Gracias por cuidar de mi familia y por todo el amor que has derramado en nosotros. Gracias por todo cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.

También Señor, quiero pedirte perdón. Perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado. También perdóname por la oración que poco a poco fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte, por todos mis olvidos, descuidos y silencios.

En poco tiempo iniciaremos un nuevo año y te presento estos días que sólo Tú sabes si llegaré a vivir. Hoy te pido paz y alegría, fuerza y prudencia, claridad y sabiduría para nuestro mundo. Que podamos unirnos todos como hermanos y hacer de nuestro planeta uno lleno de bondad y optimismo; llevando a todas partes un corazón lleno de amor y comprensión.

Cierra mis oídos a toda falsedad y mis labios a palabras mentirosas o hirientes. Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno.

Permite Señor, que mi espíritu se llene sólo de bendiciones y que las pueda compartir con otros más necesitados.Lléname de Tu amor y que aquellos que se acerquen a mí, encuentren en mi vida un poquito de Ti. Danos un año feliz y enséñanos a amarnos los unos a los otros.Todo esto te lo pido en el poderoso nombre de Tu hijo JESUS.

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. (Filipenses 4 : 6)

[Agradecemos a Javier Bermúdez por enviarnos esta hermosa oración]