lunes, 10 de marzo de 2008

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente;


Josue 1:9

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente;
no temas ni desmayes, porque Jehová, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas».

---------------

Mateo 6:33

Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

---------------

Salmo 91

El que habita al abrigo del Altísimo
morará bajo la sombra del Omnipotente.
Diré yo a Jehová: «Esperanza mía y castillo mío;
mi Dios, en quien confiaré».
Él te librará del lazo del cazador,
de la peste destructora.
Con sus plumas te cubrirá
y debajo de sus alas estarás seguro;
escudo y protección es su verdad.
No temerás al terror nocturno
ni a la saeta que vuele de día,
ni a la pestilencia que ande en la oscuridad,
ni a mortandad que en medio del día destruya.

Caerán a tu lado mil
y diez mil a tu diestra;
mas a ti no llegarán.
Ciertamente con tus ojos mirarás
y verás la recompensa de los impíos.

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
al Altísimo por tu habitación,
no te sobrevendrá mal
ni plaga tocará tu morada,
pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
que te guarden en todos tus caminos.
En las manos te llevarán
para que tu pie no tropiece en piedra.
Sobre el león y la víbora pisarás;
herirás al cachorro del león y al dragón.

«Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
lo pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
Me invocará y yo le responderé;
con él estaré yo en la angustia;
lo libraré y lo glorificaré.
Lo saciaré de larga vida
y le mostraré mi salvación».

--------------

Salmo 121

Alzaré mis ojos a los montes.
¿De dónde vendrá mi socorro?
Mi socorro viene de Jehová,
que hizo los cielos y la tierra.

No dará tu pie al resbaladero
ni se dormirá el que te guarda.
Por cierto, no se adormecerá ni dormirá
el que guarda a Israel.

Jehová es tu guardador,
Jehová es tu sombra a tu mano derecha.
El sol no te fatigará de día
ni la luna de noche.

Jehová te guardará de todo mal,
él guardará tu alma.
Jehová guardará tu salida y tu entrada
desde ahora y para siempre.

-------------

Salmo 23

Jehová es mi pastor, nada me faltará.
En lugares de delicados pastos me hará descansar;
junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma.
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno,
porque tú estarás conmigo;
tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Aderezas mesa delante de mí
en presencia de mis angustiadores;
unges mi cabeza con aceite;
mi copa está rebosando.
Ciertamente, el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
y en la casa de Jehová moraré por largos días.

-------------

Filipenses 4:13

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

-------------

1 Pedro 2:20

pues ¿qué mérito tiene el soportar que os abofeteen si habéis pecado?
Pero si por hacer lo que es bueno sufrís, y lo soportáis,
esto ciertamente es aprobado delante de Dios.

-------------

Santiago 5:15

Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros, para que seáis sanados.
La oración eficaz del justo puede mucho.

-------------

Isaias 56:7

yo los llevaré a mi santo monte
y los recrearé en mi casa de oración;
sus holocaustos y sus sacrificios
serán aceptados sobre mi altar,
porque mi casa será llamada
casa de oración para todos los pueblos».

-----------

3 comentarios:

laura dijo...

me a servido mucho esta paguina
ya que no sabia que ponerle atraz de la iglesia donde pertenesco.
Gracias a Dios ya encontre el texto. .
"mira que te mando a que te esfuerces y seas valiente..."

Gracias hermano en Cristo.
Dios le Bendiga mucho
atte su hermana Yael Illanes
Chile,Talca.

Anónimo dijo...

es muy bueno tener este tipo de notas a la mano, ya que buscas muchas cosas en internet innecesarias, esto es mu necesario, y bueno para cuando tenemos inconvenientes que son inmensos, solo que en este caso Dios nos muestras por medio de estos,, que no son tan grandes como aparentas ser. Dios les bendiga

Olman Martínez dijo...

Sí, Dios nos da la mano para levantarnos de cualquier turbulencia, pero leamos bien el versículo: "Mira que te mando": No es una sugerencia: ¡es una orden! Dios nos está diciendo: Hágalo ya. Es un comando directo y claro de El. "Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente". Sí, la orden es "esfuérzate", levántate más temprano, corre la milla extra, haz un intento más, suda tu camiseta!!! La solución no te va a llegar "gratuitamente" si la esperas acostado en una cama! "No temas ni desmayes". Mi interpretación aquí es: Toma riesgos calculados y sé perseverante. El nombre del juego es "caer y levantarte". Y a los que paguemos el precio del éxito, Dios nos promete estar con nosotros y acompañarnos en nuestros proyectos.

Este versículo es uno de los que más impacto ha tenido sobre mi vida, pues desde muy pequeño me hizo comprender que ya Dios nos había dado la receta: Esfuerzo y valentía. Y si seguimos la receta que se nos da, el premio es, indefectiblemente, el éxito.

Olman Martínez, San José, Costa Rica.